Francisco Tárrega compone para Nokia. Un apunte sobre comunicación cultural

Hace tiempo me daba por preguntarme quién habría compuesto la melodía de los móviles Nokia, y me imaginaba al compositor nadando en una piscina llena de billetes de 500 euros. Ahora, con la llegada de los ‘smartphones’, el móvil formato adoquín y sus politonos han venido a menos: aquella famosa melodía ya no se oye. Sin embargo, todos la hemos oído cientos de veces. ¿De dónde viene? Atentos al segundo 14 de este vídeo:

Pues sí, la melodía es la misma excepto por la nota final (un ‘la’ que aquí está una cuarta más abajo, o al menos eso dicen los entendidos). Forma parte del ‘Gran Vals’ compuesto por Francisco Tárrega, compositor y guitarrista del siglo XIX cuyos herederos, por cierto, no han visto un duro por el uso que Nokia ha hecho de su obra. Los motivos son dos: no existen herederos (importante) y los derechos de autor ya habían expirado cuando Nokia adaptó la melodía. La piscina de los euros se quedó vacía.

Franciso Tarrega por Vicente Castell

Francisco Tárrega retratado por Vicente Castell (1904). Fuente:Wikimedia

En realidad, la del tono de Nokia es una historia más o menos conocida: en 1994 la compañía lanza el modelo Nokia 2110 que, en la práctica, lo peta: se venden más de 20 millones de terminales. Entre los 30 tonos de llamada incluye uno llamado ‘Gran Vals’, que más tarde acabaría denominándose ‘melodía Nokia‘ (‘Nokia tune’) y vendría por defecto en todos los terminales de la multinacional finlandesa (aquí lo explican de manera bastante completa). De este modo, miles de millones de personas escucharon el motivo de Tárrega sin saber que es suyo, pensando que lo había compuesto míster Nokia o vaya usted a saber.

Lo que me llama la atención del caso es que los blogs que refieren esta historia no dicen: “Nokia adaptó el Gran Vals de Tárrega para el tono de sus móviles”, sino “Tárrega compuso el tono de Nokia”. Como si lo hubiera hecho a propósito o Nokia ya existiera en el siglo XIX. La forzatura resulta lógica: lo importante aquí y lo que todo el mundo conoce es el tono de Nokia, no a Francisco Tárrega. El compositor queda reducido a anécdota: no es más que un dato curioso sobre el tono y poco más. ¿Está esto mal? Pues ni mal ni bien, simplemente es inevitable. Este blog lleva la forzatura hasta sus últimas consecuencias cuando titula su entrada: “Francisco Tárrega compuso sin saberlo el Nokia Tune”. Hombre, lo fuerte hubiera sido que lo hubiera compuesto a sabiendas, en plan pionero de las nuevas tecnologías y los formatos musicales del futuro.

¿A qué viene todo esto? Resulta que Tárrega nació en Vila-Real. Yo suelo pasear por esta localidad, conocida por su equipo de fútbol y por haber alumbrado el primer Mercadona de la historia, entre otras cosas, y muchas veces me encuentro con la casa museo de Tárrega. Se la suele ver un tanto deshabitada: da la sensación de que este hombre merecería ser mucho más conocido de lo que en realidad es. Y se debería empezar por su propia casa, qué menos. ¿Qué hacemos para dar a conocer a Tárrega? Si nos ponemos a hablar de su vida y sus geniales composiciones necesitamos un librillo, un folleto, algo así, y ponerlo a mano de gente con ganas de leerlo. ¿Qué podríamos usar de la historia de Francisco Tárrega para darle a conocer al gran público de manera mucho más instantánea? ¿Qué elemento de su obra conoce todo el mundo?

casa de Francisco Tarrega

Casa natal de Francisco Tárrega, o eso dicen. Fuente: fotos.vila-real.com

Pues sí, a eso voy. Pero claro, poner una placa en la puerta de su casa con la inscripción: “aquí nació Francisco Tárrega, compositor del tono de Nokia” puede causarte muchos problemas. Voy a dejar de lado las cuestiones legales, usar una marca comercial, etc., para centrarme meramente en el plano de la comunicación cultural. Muchos melómanos, admiradores de Tárrega o conocedores de su obra (que no quiere decir que la hayan escuchado) pondrían el grito en el cielo.

¡Con la de obras geniales que compuso, con la maestría de que siempre hizo gala a la guitarra, y vamos a destacar de él la mierda del politono ese que ya ni se escucha!

Pues sí, suena injusto. Pero es que la mierda del politono forma parte indeleble de nuestra memoria auditiva y lo conocemos todos. Esto último creo que vale la pena subrayarlo: “todos” quiere decir cientos de millones de personas que habitan en países desarrollados de ambos hemisferios, de Cuenca a Kyoto. Imaginemos una campaña tipo: “lo que Nokia le debe a Francisco Tárrega” o “conoce al compositor del tono más famoso de la historia”, no sé, algo así. ¿Cuánta de esa gente no va a sentir curiosidad por saber quién era el tío del politono? A lo mejor ellos también pensaban que estaba bañándose en una piscina de euros. ¿Y cuántos de esos cientos de millones van a tener el buen gusto de apreciar el ‘Gran Vals’ por lo que es: una pequeña maravilla, y se van a interesar por el compositor? Pues muchos menos, claro, pero ya se imaginan que el 10%, pongamos, de todo el mundo, sigue siendo mucha gente.

¿Valdría la pena hacer algo así? Yo creo que sí. ¿Supondría menospreciar a Tárrega? Pues no lo sé, puede que también. Pero ¿qué interesa más, mantenerle en el olimpo de los intocables, donde lo conocen cuatro, o darle una vuelta por el barrio para que lo vea la gente? Dicho de otra manera: la comunicación de la cultura, sea eso lo que sea, ¿la hacemos subidos a un pedestal, con los cuatro de siempre, o nos bajamos a vendersela al personal a caraperro? Ojo, que parece que lo digo convencido pero en realidad no lo tengo tan claro.

Lo que está claro es que, mientras pienso en estas cosas, los jardines de Vila-Real lucen una estatua-homenaje a Tárrega con la fecha de su nacimiento equivocada. ¿Qué quieren que les diga? Así no vamos bien.

monumento a tarrega en vila-real

Monumento a Tárrega inaugurado el 21 de diciembre de 2002 con motivo del 150 aniversario y un mes de su nacimiento. Fuente: fotos.vila-real.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Nuevas Tecnologías y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Francisco Tárrega compone para Nokia. Un apunte sobre comunicación cultural

  1. nedeltoga dijo:

    Mario, que pena que los periódicos estén cerrando, seguro que serías el mejor de la redacción, el artículo lo tiene todo: interés, cercanía (para los de la zona por lo menos), buena redacción, documentación, fotografías originales… ENORABUENA

  2. chuck dijo:

    Impresionante. Me enteré de casualidad por la wikipedia del famoso politono

  3. Pingback: Pixán, el tenor asturiano vuelve a casa | Pablo, la música en Siana

  4. Pingback: Origen de la melodía Nokia en el “Gran Vals”, de Francisco Tárrega | Musiqueando con María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s